“Esta noche no, cariño…” Esta frase, a menudo pronunciada por las mujeres para evitar hacer el amor con su pareja, puede esconder alguna falsa excusa. Una rutina que inhibe la libido o una bajada de deseo hacia el otro… Las razones que motivan el rechazo a un achuchón son muchas. Desde Gleeden hemos realizado un estudio entre nuestros miembros femeninos para revelar los trucos anti-revolcones más utilizados por las mujeres casadas cuando su deseo está en punto muerto -¡o que lo reservan para su amante!
El cansancio: la excusa n°1 de las mujeres infieles

“Esta noche estoy demasiado cansada” está lejos de ser un pretexto pasado de moda. No ha perdido su fuerza para los miembros femeninos de Gleeden, que ponen esta excusa en primera posición de esta clasificación. ¿Porqué? Sin duda porque esta razón, lejos de iniciar una posible discusión, cierra todo diálogo así como la sesión de revolcón tan esperado por la pareja. El estrés de una reunión al día siguiente se encuentra en segundo lugar de este Top. Un dossier a terminar, un discurso a preparar para ser más convincente frente a los superiores… El mundo del trabajo es una gran fuente de excusas a cual más creíble para evitar los “juegos nocturnos”.

La adicción al 7° arte, ¿una buena excusa?

Un nuevo capítulo de una serie, o esa película que esperábamos ver con impaciencia por la televisión, estas excusas se sitúan en 3er lugar del podio de las excusas anti revolcones más utilizadas por las mujeres casadas de Gleeden.com. Al terminar la serie o películas, si el deseo no se hace notar, es muy común combinar esta excusa con la primera de la clasificación “estoy demasiado cansada”. En último lugar, las mujeres infieles evocan sus ganas de salir, o la preocupación por no despertar a sus hijos.

¿Y tú, pones alguna excusa? ¿Cuál?

*Sondeo online Gleeden.com realizado del 17 al 23 de septiembre 2014 entre 3.351 miembros femeninos (España, Francia, Italia, Bélgica, Suiza y Reino Unido).